Premios y homenajes

Premio de Literatura Sor Juana Inés de la Cruz

Responsive image

2006

Claudia Amengual

(Uruguay, 1969)

Con su novela Desde las cenizas (Alfaguara, 2005), la escritora uruguaya Claudia Amengual ganó la edición 2006 del Premio Sor Juana Inés de la Cruz.

Claudia Amengual nació en Montevideo, en 1969. Es traductora pública, docente de la Universidad ORT e investigadora en el área de la lingüística desde el enfoque sociocultural. Coordina también talleres de narración. Terminó la Licenciatura en Letras de la Facultad de Humanidades, Universidad de la República.

En 2003 le fue otorgada una beca, por la Fundación Carolina y la Sociedad Iberoamericana de Amigos del Libro y de la Edición, para estudiar en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander. En 2004 participó en el III Congreso de la Lengua Española, en Rosario, Argentina. En 2007 fue invitada por el Instituto Cervantes a participar en el Festival de Literatura de Berlín. Ha escrito varios cuentos, algunos de los cuales han sido publicados y otros premiados en concursos. Es autora de las novelas La rosa de Jericó (2000) y El vendedor de escobas (2002). Participó en la antología La vida te despeina (2005) con un fragmento de La rosa de Jericó.

Su obra indaga en lo que subyace a la superficie de las relaciones afectivas, en especial entre familiares; los personajes suelen preguntarse por la inercia de su cotidianidad y por la caducidad de ciertos vínculos. Sus historias no plantean respuestas, sino interrogantes acerca de la responsabilidad que cada uno tiene sobre la propia vida.

Ignacio Díaz Ruiz, profesor investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la escritora mexicana Silvia Molina, ganadora de este premio en 1998, y Verónica Grossi, profesora investigadora de Literatura Hispana en la Universidad de North Carolina, integraron el jurado del Premio Sor Juana Inés de la Cruz 2006.

Este jurado decidió otorgar el premio a la novela Desde las cenizas, “por ser una narración que resuelve con exactitud y destreza una serie de situaciones en apariencia sencillas, pero plenas de significado y profundidad. Asimismo, por abarcar los dilemas existenciales de la cotidianidad con una mirada actual que cuestiona, entre otras, la institución matrimonial, y por sostener con humor, agudeza e ironía la complejidad de las relaciones humanas. Enmarcada socialmente en un país en crisis, esta novela destaca el exilio y la realidad latinoamericana”.