Prensa

 

Guadalajara, Jalisco, a 02 de diciembre de 2018

Moonspell, una velada del mejor gothic metal

La agrupación portuguesa entregó una sesión en donde no hubo descanso para sus seguidores, quienes demostraron la lealtad hacia esta legendaria banda

 

Moonspell llegó a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara para dejar en claro que el heavy metal es un género que todavía tiene mucho qué decir. Lejos de situarse como una agrupación que vive del pasado —aunque Fernando Ribeiro, vocalista de este grupo creador de discos tan emblemáticos como Wolfheart  y The Butterfly Effect, indicó que la década de los noventa fue algo decisivo—, puede apreciarse que el presente es una guía para entender a estos portugueses, quienes consiguieron no sólo convocar a sus fieles seguidores en el Foro FIL, sino que levantaron un precedente gracias a que Moonspell es la primera banda de metal en presentarse en esta celebración literaria.

Desde esa condición de lealtad que pocos estilos adquieren, esta velada consagrada al poder del metal, pero también a lo sombrío y a las historias que encuentran en lo fantástico una manera de provocar una simbiosis entre quien escucha y quien interpreta, Moonspell se echó a la bolsa a sus fanáticos, quienes no pararon de demostrar por qué la banda ha conseguido traspasar un camino de muchos años, una ruta que ahora tiene su antecedente más cercano con la biografía que el grupo presentó en la FIL, y que también es una manera de descubrir episodios poco conocidos de Moonspell.

Lo pagano, en conjunción con una dosis de guitarras contundentes, sin olvidar una base rítmica que recurre a la velocidad, además de una serie de arreglos que nos llevan hacia esos terrenos que Moonspell clasifica como sorprendentes, lograron encender los ánimos de los reunidos, quienes no se cansaron de corear cada una de las canciones incluidas en este concierto, al mismo tiempo que los headbangers hicieron uso de este rito eminentemente metalero para complementar una noche que ya es de antología para la historia de la Feria Internacional de Libro de Guadalajara.

Canciones que poseen esa atracción con el gothic metal, cortes que tienen una raíz indisoluble con grupos como Fields o the Nephilim y Sisters of Mercy, pero también una clara influencia de bandas que lograron crear un crossover, entre las que destaca Type O Negative, hicieron de esta velada una sesión llena de tintes oscuros, además de crear una atmósfera perfecta para que Moonspell les recordara a los asistentes cuál es su visión de entender la música en pleno siglo XXI. Moonspell es pues, una pesada artillería de temas que nos conducen por lo menos inesperado, tal y como pudo comprobarse con las canciones “Medo”, “Ruinas” y “1755”, este último tema un relato que hace alusión al terremoto ocurrido en Portugal, y que causó uno de los episodios más trágicos para aquella nación.

Para no dejar de complacer a sus seguidores, muchos de estos provenientes de distintos estados de la república mexicana, Moonspell también interpretó canciones que lo han posicionado como un referente a escala internacional, temas como “Vamp” y la inquietante “Fullmoon”, una dedicatoria directa a esa sensación que provoca la noche, y de la que Moonspell saca provecho para encender los ánimos a través de su música. De esta manera, la agrupación portuguesa consiguió dejar huella en una Feria que demuestra que le apuesta a la diversidad en sus contenidos musicales. 

 

 

 

Para más información contacte a:

Mariño González, coordinador general de Prensa y Difusión, al teléfono (52 33) 3810-0331, ext. 950.