Prensa

 

Guadalajara, Jalisco, a 03 de diciembre de 2019

La letra tiene al cine en el horizonte

En una charla sobre el paso de las historias a otros formatos, se abordó la relación de la literatura con la adaptación a medios audiovisuales

 

La adaptación de textos a diferentes formatos, especialmente audiovisuales como películas, series o miniseries, fenómeno tan en boga en estos momentos, fue el motivo de la charla que se ofreció en el salón Antonio Alatorre de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

Rita Mattar, quien fue editora y agente literaria, y actualmente colaboradora en la productora RT Features; Michael Gaeb, agente literario, y la directora del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), Estrella Araiza, charlaron sobre el tema, bajo la moderación de Rubén Padilla.

La primera en tomar la palabra fue Mattar, quien comenzó compartiendo su experiencia desde los dos lados de la ecuación, primero como editora y agente literaria, ahora como parte de una productora cinematográfica.

“Ha sido un recorrido lleno de aprendizajes. Sigo aprendiendo porque la verdad es que la negociación tiene muchas diferencias, y creo que esto es un punto que nos toca más y más debatir porque muchas veces tenemos la impresión de que es la misma cosa”, expuso la brasileña.

Para Mattar, lo importante es encontrar a las personas clave a las cuales se les debe buscar, tanto en ferias literarias como en festivales de cine. Un ejemplo es Shoot the Book. “Sigo prefiriendo las ferias literarias, porque siempre estuve en las ferias, Fráncfort, Londres, acá [Guadalajara] también, pero hay algunos eventos en festivales de cine también; este año yo estuve en un evento que es internacional, global, que se llama Shoot the Book, estuve en el Festival de Cannes, y estaban ahí editores y agentes literarios que envían sus libros antes y son seleccionados para hacer pitches de sus libros. Creo que el principio es siempre el mismo: conectarse con las personas, conocer su gusto e intentar casar los libros que tienen los agentes y el gusto del productor”, dijo.

Araiza, como directora del FICG, habló de la experiencia que se ha obtenido dentro de este festival gracias a una sección llamada “El principio del film”, la cual tiene seis años. “Desde el Festival Internacional de Cine en Guadalajara nosotros también nos dimos cuenta, hace unos seis años, de la importancia de conocer cómo se inician las películas. Y una de las maneras como se inician los proyectos es a partir de adaptaciones literarias, lo que no necesariamente garantiza el éxito de la película, pero que siempre puede ayudar en la búsqueda de conseguir el financiamiento”, explicó Araiza.

Para complementar esa idea, la directora del FICG comentó cómo la taquilla a escala mundial se ha inclinado a favorecer las adaptaciones derivadas de cómics, números que ha generado más atención hacia el mundo literario.

Al tocar el turno de Gaeb, quien es agente literario, él platicó de los problemas con los que se enfrenta como promotor de escritores, y dio ejemplos de dos novelas que ya fueron adquiridas para ir al cine. “Este año hemos vendido dos grandes novelas mexicanas, una es de Fernanda Melchor, Temporada de huracanes, un libro que se publicó hace tres años en México y se volvió un gran éxito, la verdad es una sorpresa para nosotros”, comentó Gaeb, quien lleva 18 años en el mundo de los agente literarios. “La segunda novela es de Antonio Ortuño, autor de Guadalajara de La fila india. La acabamos de vender también en México. Es una novela que describe una realidad que es el mundo de los refugiados”.

Otro aspecto que abordaron en la charla fue cómo la adaptación del texto al audiolibro ha servido para que los textos se mantengan vigentes, e incluso este formato, cada vez más aceptado en países como Suecia, ayuda a distribuir los textos de manera más amplia.

 

 

 

Para más información contacte a:

Mariño González, coordinador general de Prensa y Difusión, al teléfono (52 33) 3810-0331, ext. 950.