Talleres de 3 a 6 años

 



El caso de la liebre que amaba los libros

Participación ciudadana

Patrocinado por: Instituto Nacional Electoral

Talleristas: Jorge Aguilera , Angélica Jiménez

No todas las liebres sueñan con zanahorias. Lili siente un gran amor por los libros, y para saciar su curiosidad esta liebre es capaz de meterse en muchos problemas. Tras encontrar pistas en los cuentos los niños descubrirán, además de misterios, el valor de la amistad y la importancia de la participación y el trabajo colaborativo.

¿Quién es ese monstruo?

Conservación ambiental

Patrocinado por: Comisión Nacional Forestal

Talleristas: Memo Plastilina, Anahy Rodríguez

Nadie ha visto uno, pero por la descripción que ha contado el ratón, ahora todos le temen. En una divertida historia teatralizada, los niños conocerán cómo un astuto roedor, para salvar su vida, hizo creer a los demás animales que era amigo de un monstruo llamado Grufaló. Los participantes encontrarán en la literatura un mensaje de conservación ambiental y convivencia.

Historias de niños invisibles

Ilusiones ópticas

Patrocinado por: Kinder Sorpresa

Tallerista: Armando Santiago

Un día, la hermana mayor dijo: “¡Desaparece de mi vista...!”, y funcionó: el hermano menor desapareció. Ahora nadie puede verlo, a no ser que tenga el visor de cosas invisibles. Los niños asistentes al taller descubrirán la herramienta que sirve para encontrar las cosas que sólo los niños invisibles pueden ver.

 

¿Quién se ha robado el cuadro?

Títeres de dedo

Patrocinado por: Secretaría de Cultura

Talleristas: Arlen Larios , Pablo Arteaga

Un famoso profesor organizó una fiesta, y mientras todos celebraban ha desaparecido el cuadro más valioso que había en la galería. Los niños se convertirán en ayudantes del detective Fux para interrogar a todos los sospechosos, y con los testimonios encontrar quién fue el autor del robo de la pintura.

Agencia de niños detectives

Observación y deducción

Patrocinado por: Megacable

Tallerista: Sofía Olmos

Algo muy extraño sucede en el barrio: alguien tira todos los días el bote de basura de la casa de Oliverio. El único capaz de resolver este caso es el gran Fercho, un niño detective junto con el que los niños encontrarán pistas en la escena del misterio para descubrir quién de los sospechosos es el culpable.